Preguntas Frecuentes

El Campamento La Llanada está ubicado dentro de la Hacienda Camburito, en el Estado Portuguesa, a 15 min de la ciudad de Acarigua/Araure.

Saliendo desde Caracas usted deberá atravesar los Estados Miranda, Aragua, Carabobo y Cojedes para finalmente llegar a Portuguesa. El trayecto es de aproximadamente 350 Km y tarda en promedio 4 horas 30 min sin ningún percance en la vía. Los autobuses de las temporadas, por sus dimensiones, tienden a tardar un poco más.

Se puede inscribir a un niño entrando al sistema de inscripción a través de la página www.lallanada.com. Solo tienes que pulsar el botón de Inscríbete aquí, también puede seguir este link. Al entrar en la planilla de inscripción debes tener en cuenta los siguientes puntos: Lee detenidamente nuestras políticas de cancelación de las temporadas, ya que debes aceptarlas para poder inscribir a un campista. Ten a mano el número de depósito (Por lo menos con el monto de reserva para poder concretar la inscripción), recuerda que el pago de la reserva sólo garantiza el cupo, no la tarifa. Para poder mantener el precio de la temporada debes cancelar el 100% del monto estipulado. Debes completar la planilla médica, indispensable para asistir a la temporada y estar pendiente de los correos que recibirás con la información sobre los permisos de viaje, misa y día de la reunión de padres de la temporada. Si tienes dudas adicionales al respecto puedes llamarnos al (58)212 945 92 55 o escribirnos a info@lallanada.com

En La Llanada Acarigua tenemos temporadas desde 1 hasta tres semanas, y cada una de ellas acepta a niños de diferentes edades:

Primera temporada (1 semana): Desde 6 hasta 14 años
Segunda temporada (3 semanas): Desde 7 hasta 16 años
Programa Aventura (3 semanas): Desde 14 hasta 16 años (Se realiza simultáneamente con la Segunda temporada)
Tercera temporada (2 semanas): Desde 7 hasta 16 años
Tercera extrema (2 semanas): Desde 14 hasta 16 años (Se realiza simultáneamente con la Segunda temporada)

RESERVACIÓN DE CUPOS Y PRECIOS:

Para reservar el cupo en la temporada de su preferencia debe cancelar el monto total correspondiente según precio vigente en la cuenta corriente del Banco Mercantil # 0105-0031-12-1031552782 a nombre de Eventos La Llanada C.A RIF J-31141028-7.
Para mantener la tarifa deberá haber cancelado el 100% del monto de la temporada correspondiente antes de la fecha de corte de precios más próxima.

POLÍTICAS DE DEVOLUCIONES Y CANCELACIONES

· Si el campista es retirado hasta 1 mes antes del inicio de la temporada por decisión de los representantes cuales fueran las causas se le retendrá el 30% del monto total de la temporada y el resto se le devolverá.
· Si el campista es retirado con menos de 1 mes del inicio de la temporada se retendrá el 100% de lo pagado.
· Si el campista es retirado de la temporada antes que ésta culmine, por decisión de los representantes cuales fueran las causas o de la dirección del campamento en caso de faltas graves y/o situaciones que pongan en riesgo su disfrute o la de los demás campistas, no habrá reembolso.
· Si el campista debe retirarse de la temporada antes que ésta culmine debido a un accidente o enfermedad, se analizará cada caso por separado y se tomará una decisión al respecto.

Política de devoluciones por cierre de temporadas debido a causas de fuerza mayor:

En el caso de que por razones de fuerza mayor (toque de queda, disturbios, desastres naturales) no se puedan llevar a cabo las temporadas, la política de devolución es la siguiente:
· Se retiene el 40% del monto total correspondiente a la temporada.
· Se devuelve el 30% del monto pagado.
· Se entrega un vale por el 30% del monto pagado. que podrá ser utilizado en cualquier programa del Campamento La Llanada. (Canje Válido por un período de 12 meses)

El Programa Aventura es una plan especial que se ofrece dentro de la Segunda temporada para campistas mayores de 14 años.
Es especial porque permite fomentar en los chamos habilidades de trabajo en equipo, toma de decisiones y liderazgo a través de la aventura. Además los campistas de este programa se instalan en un área determinada de La Llanada, aparte de las cabañas de Bosque y Sabana (cerca de la cancha de Bolas Criollas y piscina). Cuentan con unas grandes carpas, cómodos baños y un área propia que sirve de espacio de reunión para el grupo, llamado ¡El Spot!.

Este programa efectivamente forma parte de la temporada y participa de las actividades más famosas como el Llanadium, Eco-Aventura, Batalla de Araure entre otros, sin embargo, cuentan con una programación especial: excursiones con pernocta, una corta de una noche dentro de la finca y una larga de tres noches fuera del campamento. Los chamos que participan de esta experiencia aprenden a preparar morrales de excursión, montar campamento, nudos, preparar su menú de excursiones, cocinar su comida, hacer rafting y kayaks, etc…
Cada año se decide el lugar de la excursión, aunque generalmente es en Mérida, donde hacen cumbre en un pico y Barinas para realizar rafting. Para esta salida además del staff de La Llanada contamos con excursionistas profesionales pertenecientes a la Asociación Venezolana de Instructores y Guías de Montaña (AVIGM) y un paramédico.

Para inscribir a los chamos en este programa es indispensable que tengan 14 años cumplidos durante la realización de la temporada (julio), además deben tener ganas de ir a vivir esta Aventura y contar con los implementos adecuados para realizar excursión de montaña.

La disponibilidad es limitada.

La Tercera Extrema es un programa especial para campistas entre 14 y 16 años que se ofrece dentro de la Tercera temporada del Campamento.

Los chamos que participan de este programa duermen en el área de Aventura, un espacio diseñado para los más grandes del campamento el cual cuenta con unas carpas grandes y el Spot, un espacio de uso múltiple en el cual suelen darse para tertulias, convivencias, armado de morrales para excursiones…

Este programa forma parte de la temporada y participa de las actividades más famosas como el Llanadium, Eco-Aventura, batalla de Araure, entre otros, sin embargo cuenta con una programación especial dentro de la Finca Camburito, como excursiones con acampadas nocturnas, nudos, kayaks de río, rapel en cascadas (cuando hay suficiente agua en Cascaditas) entre otras actividades extremas.

Para inscribir a los chamos en esta temporada es indispensable que tenga 14 años cumplidos en el mes de julio. Los cupos son limitados.

Duermen agrupados por edades en las cabañas, con diferencias no mayor de 2 años entre los campistas de una misma cabaña.

Las cabañas de Bosque, Sabana y Aventura se dividen en secciones para niñas y para niños.

Tenemos tres tipos de cabañas:

Cabañas de Bosque: Están echas de madera e inmersas dentro de un bosque, lo que las hace muy frescas y relajantes. Su capacidad es de 8 campistas más los guías, quienes duermen en un ático desde donde pueden ver la cabaña completa.Todas cuentan con un baño y agua caliente.

Cabañas de Sabana: Están ubicadas en un espacio abierto y cuentan con una vista maravillosa del campamento y del llano. Tienen capacidad para 16 campistas, ya que son cabañas dobles, además cuentan con un ático donde duermen los guías desde donde tiene visual de toda la cabaña. Cada una de estas cabañas tienen 2 baños con agua caliente y cuentan con aire acondicionado.

Cabañas de Aventura:Realmente son carpas de gran tamaño que se usan en el Programa Aventura y La Tercera Extrema. Tiene un “Spot” o área social, donde los chamos se reúnen a echar cuentos, armar los morrales para la excursión, etc.

Se asigna un guía por ocho campistas aproximadamente, y en campistas de edades menores a 10 años habrá un guía y un ayudante de guía.

Las comidas en el campamento se reparten en tres comidas fuertes y una merienda en la tarde, todas acompañadas de jugos naturales y postres deliciosos (éstos sólo en las cenas). El menú de campamento ha sido diseñado por nutricionistas y tienen el balance adecuado entre proteínas, carbohidratos y vegetales. No se permiten chucherías, golosinas ni refrescos o bebidas gaseosas durante la temporada.

Adicionalmente, no tenemos inconvenientes en manejar casos especiales de alimentación, tan solo necesitamos confirmar con el representante qué tipo de dieta sigue el campista y el procedimiento a seguir para cumplirlo durante su estancia en el campamento.

Los pueden conocer en las llamadas “Reunión de Padres” (fecha y sitio por confirmar), un tiempo y espacio de conocimiento mutuo,donde además entregamos las franelas, se terminan de recibir los recaudos que hayan faltado, se venden accesorios como morrales, sacos de ropa sucia, koalas, y hacemos una presentación con toda la información relevante y los guías presentan el Tema de la Temporada.

Es una reunión importante de asistir porque los niños tiene ocasión de compartir un rato con sus guías en “terreno conocido” y los padres tiene ocasión de conocerse entre ellos, preguntar lo que deseen y explicar personalmente a los médicos, directores o guías cualquier detalle importante de su hijo.

Sabemos y compartimos lo importante que es para algunos niños “ir con alguien conocido” en una cabaña; por eso permitimos que nos hagan sugerencias o pedidos de ir juntos. Para poder cumplir los pedidos la diferencia de edad no debe ser mayor a año y medio y la solicitud debe ser hecha por ambos niños en la planilla de inscripción.

Les recordamos que siempre oímos las peticiones de las mamás, pero a la final es decisión de los coordinadores y dirección del campamento la distribución final de las cabañas durante las temporadas pues depende del bien general. Tenemos que tener cabañas balanceadas y que faciliten la integración de TODOS los niños.

Ojo, no se asusten si su niño no conoce a nadie ni tiene pedidos. Los guías son expertos en lograr que se integren, ya desde el autobús van poniendo nombre a la cabaña y haciendo amigos.

La comida de La Llanada se caracteriza por ser excelente tanto en calidad como en cantidad, y su elaboración está en manos de personas capacitadas y supervisadas por nutricionistas.

Parte de la educación que se brinda en el campamento es la posibilidad de comer, o por lo menos probar, cosas distintas a las que se ofrecen en la casa y a pesar de que es imposible satisfacer todos los gustos y costumbres de cada campista, ante la presión del grupo y la gran actividad física que tienen, generalmente se les estimula el apetito, y al final o terminan probando el ingrediente nuevo o incluso comiendo la comida completa!.

Tenemos un sistema riguroso de higiene, en el cual todos los niños toman una ducha una vez al día, se lavan los dientes tres veces y se peinan tantas veces puedan. Estas actividades generalmente son supervisadas por los guías, y en el caso de las cabañas de campistas más pequeños (masculinos y femeninos), se envía un ayudante de guía para brindar mayor apoyo en el momento del aseo personal y limpieza.

Por razones de profilaxis general, requerimos que una vez a la semana los campistas se laven el cabello con champú contra los piojos (por eso pedimos que todos los campistas lleven este champú durante la temporada) y que cada quien use su cepillo o peine.

Los ayudantes de guías o “seniors”, que no son los responsables directos de los campistas, cuentan con 16 o 17 años de edad. Los guías, los responsables de los campistas, tienen de 18 años en adelante. La edad de los coordinadores varía pues el cargo se asume dependiendo de su desempeño y los Directores son mayores de 25 años.

Cuando un campista se enferma es atendido inmediatamente por el Doctor de la Temporada, quien emitir un diagnóstico preliminar. En caso de ser dolores de cabeza, garganta u otro ser atendido directamente en el Campamento.
En el momento que la situación lo amerite, el campista será llevado a la Clínica Privada más cercana al Campamento en compañía del Director y el Médico. Una vez obtenido el diagnóstico final se procederá a llamar a los representantes para concertar en conjunto el mejor tratamiento a administrar. Es importante tomar en cuenta que el Campamento siempre velará por la seguridad de los campistas durante todas las actividades.

Siempre es buena opción llevar y buscar a tu hijo(a) al campamento en los días señalados de inicio y finalización de temporada. Sin embargo, las temporadas de campamento incluye el servicio de transporte hacia y desde el campamento (sólo los días de inicio y finalización de temporada) en unidades de transporte ejecutivo. Para ello todos los campistas deben estar uniformados con camisa de La Llanada y bien desayunados.
Recomendamos llevar agua para el camino y algo para comer pues el trayecto dura aproximadamente 6 horas.
Las unidades que utilizamos tienen baño para así evitar paradas en el camino. Adicionalmente contamos con un servicio de escoltas que nos acompañan durante el trayecto.

El problema de los niños que mojan la cama en la noche no es tan inusual dentro del campamento.

A los guías se les entrena y se les proporciona las herramientas para manejar estas situaciones y evitar que otros niños se burlen. Normalmente los guías hacen ir al baño al campista antes de dormir, luego durante las rondas nocturnas y antes de acostarse ellos mismos, los vuelven a llevar al baño para evitar los accidentes y en el caso de que ocurra, el colchón se saca en la mañana para que se seque y las sábanas y pijama se llevan a la lavandería antes que los demás campistas de la cabaña se despierten.

Los niños que no salen en el autobús desde Caracas, deben notificarlo con anticipación a la oficina al momento de hacer la inscripción. La hora de llegada al campamento debe ser aproximadamente a la 1 p.m., ya que el personal del campamento estará preparándose para recibir al grupo y el personal de guías viene en los autobuses con los campistas de la temporada, desde Caracas.

¡Claro que si! De hecho nos encanta que vayan a buscar a sus hijos para que conozcan las instalaciones, los guías, los amigos y entiendan mejor lo que les cuentan. Ahora, si no pueden hacerlo, tal y como se comentó anteriormente, hay transporte disponible para el regreso de los campistas desde el Campamento hacia Caracas.

Es crítico que nos avisen con tiempo si los buscan o no por cuestiones de logística de equipaje, el conteo final de campistas para el transporte y poder avisarles a los niños adecuadamente.

Les confirmamos a los papás que van a buscar a sus hijos, que lleguen al campamento a las 10 a.m. (no antes!!.. con miras a que se desarrollen las últimas actividades comunes de la temporada).

Como el viaje desde Caracas y otras ciudades del país al Campamento La Llanada es largo, recomendamos hacer el trayecto de ida en un día y el regreso en otro, por lo cual les sugerimos dormir en la Ciudad de Acarigua o Barquisimeto.

Los hoteles posibles en Acarigua son:

– Hotel Buenaventura
– Hotel Eco-Inn
– Hotel La Colina
– Hotel Payara

Entre las cosas que deben saber están:

A) Aconsejamos que los niños participen en la preparación del equipaje, y lleven una lista de sus pertenencias para que la chequeen a la hora de hacer la maleta de regreso.
B) La Llanada no presenta mucho espacio de closet, por lo que se trata de que los niños saquen de la maleta ropa como para 3 días (asesorados por los guías) y el resto lo van sacando poco a poco.
C) Las maletas se meten debajo de las literas, por eso es ideal que no sean altas tipo baúl sino más bien ligeras y angostas.
D) Toda la ropa debe venir marcada con marcador indeleble y nombre completo (no iniciales) a fin de ubicar los artículos personales de cada quien.
E) Les pedimos que no manden ropa nueva ni delicada la temporada ya que se puede dañar irremediablemente. Solo les pedimos dos mudas bonitas para el Llanadium y el Casino y que NO las manden a lavar en La Llanada.
F) La lista de ropa es la misma para las temporadas de una, dos o tres semanas ya que cada semana se lava lo que está sucio (una vez para temporadas de 2 semanas y dos veces para las de temporadas de 3).
G) La ropa sucia de cada campista se va metiendo en un bolso de ropa sucia que deben traer marcado. El día que le toca lavandería a cada cabaña se hace una lista con la ropa que cada campista está mandando a lavar y se revisa la entrega al campista.
H) Las sábanas también se cambian cada semana y aunque el niño prefiera dormir en sleeping bag, pedimos que de todas formas traigan dos sábanas esquineras.
I) Usualmente los niños llevan sus almohadas a mano para usarlas desde el autobús.
J) La siguiente lista incluye artículos que no serán permitidos en el campamento: celular, cuchillo u objetos filosos, juegos electrónicos, pistolas de agua, fuegos artificiales.
K) Aunque pueden llevar equipos de sonido como I-pod, MP3 players, etc, no lo recomendamos.

Nota: Campamento La Llanada no se hace responsable por el cuidado de prendas valiosas de vestir. Así mismo, no nos hacemos responsables por artículos de valor (electrónico o de otra índole) perdidos en el Campamento.

Es muy importante entender que es perfectamente normal que durante los primeros días o en ciertos momentos cualquier niño extrañe su familia, su casa y sus costumbres. Sin embargo, estos “bajones” normalmente se llegan a superar rápido porque la rutina del campamento, las emociones, los amigos, las actividades, poco a poco van generando un sentido de pertenencia que llega a ser más fuerte que la nostalgia que pueda sentir.

Actualmente, los guías están entrenados para captar, sin que los niños lo digan, cuando algún campista se siente triste y por qué. El guía comenzará prestando la atención que la situación merece, e intentará mantener al campista ocupado, distraído e integrado al grupo. Si la situación permanece durante los próximos días, el coordinador y/o la dirección de la temporada intervienen apoyando el proceso de adaptación del campista. En último instancia y de considerarlo necesario, la dirección se comunicará con los padres o representantes para analizar juntos la situación. En casos extremos, y si el niño realmente lo pide y necesita, llamaremos a su familia para que tengan una conversación telefónica.

Es importante que los padres y sus hijos manejen la información de que es positiva para los más pequeños esta nueva experiencia de separación, y que es vital que se quede durante toda la temporada para disfrutar de todas las actividades que el campamento ha dispuesto para ellos. Un niño será devuelto a su casa durante temporada, solamente por razones de fuerza mayor (familiares o de país) o de situaciones emocionales inmanejables por el staff del Campamento.

Para temporadas de una semana, prácticamente la comunicación es directo con la Oficina de Caracas y/o Dirección de la Temporada. Ambas pueden estar enviando mensajes periódicos a los representantes a través del sistema establecido para la temporada (Instagram, Facebook, SMS), informando del desarrollo de la misma y de circunstancias especiales con los campistas.

Para temporadas mayores de una semana, si los representantes viven en Caracas existen dos formas de comunicarse con el niño:

A) No Urgente, correspondencia normal: la comunicación será a través de una carta tradicional. Los primeros en escribir serán los padres, durante la semana de la salida de la temporada, y luego los niños contestarán de la misma manera el fin de semana. Esto se repetirá tantas veces como semanas tenga la temporada. Es MUY importante que todos los papás escriban pues aunque los niños están disfrutando mucho y sean independientes, en realidad se ponen muy tristes si son los únicos que no reciben noticias de su casa.
En las correspondencias de cartas, lo máximo que se puede incluir en las mismas es algo plano como una revista, barajitas, bolígrafos, marcadores, calcomanías o jueguito de sobres y hojas para escribir las cartas que ustedes mismos pueden estar recibiendo, pues como ya escribimos, los niños no necesitan regalos ni complementos alimenticios tipo chucherías durante su estancia en el campamento.

B) Urgente, contacto con oficina o Dirección de Temporada: si la familia se encuentra en una situación de emergencia y/o es una información que el niño debe saber, la manera más expedita es comunicándose con la oficina en Caracas y/o la Dirección de la Temporada para fijar el procedimiento a seguir y contactar rápidamente al campista.

Para aquellos representantes que viven en el interior, les vamos a solicitar nos proporcione una dirección donde se las podamos mandar directamente por MRW con “cobro a destino” desde el campamento, sin tener que pasar por la oficina en Caracas. Esta información tienen que escribirla en la Planilla única que llenaran por campista.

En caso de que, al campista se le hayan quedado unos zapatos, o necesiten a mitad de temporada pilas para la linterna, esto deberá ser enviado directamente por los padres o representantes a la oficina MRW Araure, estado Portuguesa a la atención del Sr. Williams Escalona, pagado desde Caracas y bajo la absoluta responsabilidad de quien envía el paquete. Una vez enviado, favor notificar a la oficina o Dirección para coordinar su respectiva búsqueda.

El objetivo fundamental del campamento es que los niños crezcan en madurez, independencia y capacidad de socialización y que sean unos niños “Todo Terreno”. El celular es una suerte de cordón umbilical que lo mantiene atado a su familia y por ello, en la medida de que llamen a su casa cada vez que quieran, pueden no terminan de consolidar el proceso de adaptación y/o no sentir la necesidad de resolver por sí mismos cualquier situación que pueda presentarse.

Otra razón es que no deseamos que los niños tengan que estar pendientes de cuidar objetos de valor, que se pueden dañar o perder fácilmente. Por supuesto que en caso de necesidad, la dirección del campamento llamará los representantes e incluso si lo considera necesario, pondrá al niño al teléfono para una conversación con sus padres.

Los Directores de cada temporada estarán enviando por el medio establecido reportes durante todo el camino de ida y de venida del Campamento. Hemos tenido en los últimos años un servicio de mensajería de texto masivo por donde los mantendremos informados del desarrollo del viaje, tanto la salida como la llegada de la temporada.

En el caso de los campistas adolescentes, nuestros guías y coordinadores desde el primer día establecen normas claras de disciplina y comportamiento durante la permanencia en la temporada. Aunque nosotros no estamos en contra de los “relaciones sentimentales” que puedan surgir dentro del campamento, éstas deben seguir y respetar siempre las normas pre establecidas.

El coordinador y el director de la temporada va a velar y estará pendiente de cualquier situación que ocurra y en caso de salirse de lo establecido, se habla con los campistas y si la actitud persiste, se regresan a sus casas.

Las medicinas que envíe para el campamento deben entregarse en una bolsa click, la cual debe estar identificada con la etiqueta grande que está en la parte superior de la hoja anexa, puede imprimirla y pegarla con adhesivo. Así mismo cada uno de los medicamentos debe tener una de las etiquetas que aparecen en la parte inferior de la misma hoja. La bolsa debidamente cerrada tiene que entregarla al médico de la temporada, bien sea en el momento de la salida (en el caso de Caracas) o cuando llegue al campamento. Si el tratamiento requiere refrigeración, debe enviarlo en una cava pequeña debidamente identificada.

Para poder ir al campamento en el autobús de La Llanada, todos los niños requieren del permiso de viaje para menores y adolescentes. Sus representantes deben tramitarlo en las notarías de su preferencia ó la Alcaldía que le corresponda, Estos son los requisitos que solicitan normalmente: